::Blogs / TGT's blog / Software Libre y MiPYMEs en Chile: ¿estamos preparados?

Software Libre y MiPYMEs en Chile: ¿estamos preparados?

  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/views.module on line 823.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_display::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/plugins/views_plugin_display.inc on line 1684.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_display::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit(&$form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/plugins/views_plugin_display.inc on line 1684.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument::init() should be compatible with views_handler::init(&$view, $options) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/handlers/views_handler_argument.inc on line 699.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 584.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 584.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 61.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit(&$form, &$form_state) in /home1/navegooc/public_html/dcsol/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 61.

Escrito por TGT - Publicado el 23 September 2007

En Junio del 2007, se dió a conocer el estudio "Mejoramiento de la Gestión y Uso de TICs de las MIPYMEs y Gobiernos Locales a través de Software Libre - Subproyecto MIPYMEs", realizado por profesionales pertenecientes al Depto. de Industrias de la Universidad de Chile, en el marco de un proyecto del Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y la SOFOFA.

El objetivo de este proyecto fue evaluar la situación actual de las MIPYMEs con respecto al uso de las TICs, y estudiar la factibilidad del uso de soluciones de software libre en la operación diaria de las MIPYMEs nacionales, específicamente en los sectores acuícola (no extractivo), forestal y frutícola. Se señala que "el análisis realizado en el estudio permitió crear un plan genérico de implantación de herramientas de Software Libre por sector, el cual dentro de sus principales puntos considera el levantamiento de requerimientos funcionales, a través de consultas a los usuarios, la selección de la herramienta mayor grado de adaptación a los requerimientos, su posterior implantación, la automatización y apoyo a los procesos críticos de las MIPYMEs, la capacitación de los usuarios y el soporte de la herramienta".

Al levantamiento de necesidades por sector, el estudio acompaña una revisión y catástro exhaustivo de herramientas existentes hoy en el mundo, que responden en mayor o menor medida a los requerimientos de los sectores productivos analizados. Finalmente, el documento propone un mecanismo de trabajo, que incluye, hoy día, la realización de pilotos en cada uno de los subsectores estudiados, atendiendo a las importantes diferencias que existen entre ellos, esto en el marco del mismo proyecto PNUD - SOFOFA. Uno de los objetivos de la realización de estos pilotos, es identificar y plantear una metodología clara para la implantación de este tipo de soluciones en una mayor escala.

A la luz de los resultados del informe, surgen algunas interrogantes que invitan a reflexionar tanto desde la perspectiva de las empresas MIPYMEs, como de los proveedores y las comunidades que hacen posible la existencia de herramientas y soluciones de software libre. Este artículo pretende revisar algunos puntos clave que involucran a las distintas partes y que nos llevan a responder si estamos realmente preparados, para que hoy en Chile, las MIPYMEs adopten el software libre como la mejor alternativa.

¿Se entiende el modelo del software libre?


Si hacemos el ejercicio de preguntar a una persona no ligada al mundo de las tecnologías, qué es el software libre, probablemente lo más cercano a una respuesta positiva, sería "es software que se puede bajar gratis de internet". Si intentamos, entonces, indagar sobre cuáles serían las posibilidades que este tipo de sofware le entrega y sus ventajas, esta persona seguiría pensando que la mayor ventaja es que es gratis. Este ejercicio simple, que uno realiza muchas veces en el ámbito profesional, académico y personal, nos lleva a un cuestionamiento clave ¿se entiende el modelo del software libre?. Si nos trasladamos al ámbito de los tomadores de decisiones en empresas pequeñas y medianas, que en muchos casos, no cuentan con el apoyo de "expertos" cuando se habla de tecnologías, la pregunta cobra aun mayor relevancia.

En Chile, en particular, el estudio señala que "sólo un 35,1% de las empresas conoce la existencia del Software Libre y un 46.1% de éstos entiende la diferencia con respecto a una aplicación propietaria. Esto muestra que la ausencia de soluciones de Software Libre en más MIPYMES se debe en su gran mayoría al desconocimiento de su existencia y no así a razones de otra índole, como pueden ser dificultad de adquisición, instalación, mantención, credibilidad, etc."

Sorprende encontrarse incluso con empresas ligadas al modelo que utilizan el término "gratis" como un gancho para vender sus productos y servicios. Esto no hace mas que aumentar la confusión al respecto: "si es gratis, qué me estás vendiendo".

En estricto rigor, existen varias definiciones de software libre, pero de cara a los usuarios es posible consensuar, la citada en el estudio, que dice relación con "cualquier programa cuyo código fuente fue escrito con la intención declarada de dejarlo disponible para ser usado, y eventualmente modificado, por terceros. El Software libre es usualmente desarrollado como una colaboración pública entre varios programadores y puesto a disposición de la comunidad en forma gratuita." Siguiendo esta definición, existe hoy un sinnúmero de aplicaciones de los más variados propósitos, que son usadas en todo el mundo y que están a disposición de la comunidad en forma gratuita, ejemplo de ello, los repositorios de aplicaciones SourceForge.net, y en Chile, ChileForge.cl.

Ahora bien, es un hecho que en cada empresa existen procesos de negocios que aún alineados con estándares, generalmente, conservan particularidades que los hacen únicos. Por otro lado, es un hecho también que la mayoría de las soluciones liberadas bajo el modelo de sofware libre, fueron desarrolladas por una comunidad que partió de sus propias necesidades y preferencias, por lo que estos sistemas no siempre resultan ser una respuesta directa a la demanda del mercado.

Por esto, es clave realizar un análisis previo a la adopción de tecnologías, que incluya la identificación de las necesidades de cada tomador de decisiones, y que emanan de los procesos productivos, de control y gestión, entre otros. Asimismo, se hace necesaria una evaluación de alternativas, para adoptar aquella que mayor retorno a la inversión signifique a la empresa. En este proceso de adquisición de una tecnología, existen factores que deben ser considerados, tales como infraestructura, capacitaciones, RRHH, eventuales optimizaciones a los procesos que se llevan a cabo dentro de la organización. Una vez seleccionada la tecnología o solución a implantar, se debe incurrir en costos por concepto de adaptaciones del sofware, instalación y mantención de los sistemas. Todo lo anterior, es válido para el modelo de software libre.

Adicionalmente, debe considerarse que las realidades de las MIPYMEs pueden ser muy diversas. Si comparamos por ejemplo una micro, pequeña o mediana empresa, o también, si comparamos empresas pequeñas de distintos sectores productivos. Por esta razón, el proceso de implantación de soluciones tecnológicas tiende a ser mas complejo y debe analizarse tanto desde la perspectiva de los recursos como de las necesidades, y también desde el punto de vista de los esfuerzos requeridos para adaptar las soluciones existentes a las necesidades identificadas.

Cabe preguntarse entonces, ¿porqué una MiPYME debería optar por el software libre?. Las razones van más allá de si el código del sofware está o no disponible en forma gratuita. Tiene relación con las posibilidades que le brinda el modelo a las empresas y que pueden transformarse en ventajas competitivas:

  • Capacidad de adaptación y modificación del sistema respondiendo a las reales necesidades. Esta libertad de realizar ajustes a la solución que adquirimos, significará a la empresa, un mejor aprovechamiento de las potencialidades de la solución. ¿Cuántas empresas asumen enormes costos al adquirir software propietario para luego utilizar un 20% de éste? En este sentido, el software libre permitirá utilizar solamente lo que necesitamos, e incluso adaptar aquellas funcionalidades que no responden a nuestras expectativas, maximizando el uso que se le de a las herramientas.
  • Independencia del proveedor. Otra de las ventajas que supone el uso de una solución basada en software libre es la posibilidad de elección del mejor proveedor de servicios, y una vez elegido éste, la posibilidad de cambiarlo. Este beneficio elimina los amarres a los que quedan expuestos los clientes cuando compran soluciones propietarias cerradas; al ser una solución de código abierto, es accesible de ser analizada, modificada y mantenida en el tiempo en forma natural, tanto por el usuario de la solución, como por el proveedor elegido.
  • Interoperabilidad e integración con otros sistemas. El software libre se basa en la utilización de estándares que permiten que el software se mantenga en el tiempo, que pueda interactuar, y en definitiva, funcionar correctamente en comunicación con otros sistemas. El contar con sistemas de código abierto que usan estándares, entrega la posibilidad de ser integrados con otros sistemas. Esta es una enorme ventaja cuando hablamos de una organización pequeña o mediana, que muchas veces ha adquirido un sistema y se enfrenta a la necesidad de incorporarle nuevas capacidades, y no es viable por costos desechar el sistema usado y adquirir uno nuevo que provea las nuevas funcionalidades. En este caso, es posible integrar al sistema antiguo las nuevas características, y esto puede hacerlo cualquier proveedor.
  • Incremento en la seguridad. Al tener la empresa el control de los sistemas, podrá reaccionar de mejor manera a eventuales ataques o vulnerabilidades, puesto que podrá revisar directamente el código del sistema, o bien contratar a un tercero para que lo haga, independiente del proveedor de la solución. De esta misma forma, al ser detectadas eventuales fallas de seguridad o "bugs", éstos podrán ser reportados a la comunidad para su solución o bien, junto a su solución. En esta misma línea, la comunidad de desarrolladores pondrá a disposición de los usuarios, actualizaciones del sistema en forma oportuna, puesto que son muchas las personas que pueden realizar la labor de reparación de un error y distribución de la solución.
  • Continuidad. Por sus características intrínsecas, un software bajo modalidad libre, podrá seguir existiendo en el tiempo en la medida que exista una comunidad desarrolladora y una comunidad usuaria que le den continuidad. Así, si la empresa opta por la adquisición de un software libre, podrá contar con el soporte al sistema y actualizaciones constantes. Lo interesante de este punto, es que si la empresa además, opta por seguir el principio de reciprocidad y un esquema de colaboración con la comunidad desarrolladora, estará potenciando aún más la duración de la vida útil del sistema.
  • Costo de licencias vs. piratería. Si bien una de las características que más se resaltan cuando se habla de software libre es que no considera pagos por licencias de uso, en la práctica hoy día, esto no es un elemento diferenciador relevante, pues en la mayoría de los casos, las pequeñas y medianas empresas no asumen costos de licencias por el software propietario que usan. Si hacemos el ejercicio de preguntar cuantas personas pagaron la licencia del sistema operativo propietario que usan en sus PCs, la mayoría lo habrá conseguido gratis o bien habrá pagado sólo por adquirir el programa copiado. Existe una falsa sensación de que los "programas hoy son gratis, es cosa de copiarlos o bajarlos de internet", aunque estos sean propietarios y tengan asociado un costo de licencia por uso. En este sentido, el estudio reafirma que "existe un alto porcentaje de uso de software “pirata” a nivel nacional (66%), y no existe ningún indicio de que las MIPYMEs estén fuera de esta realidad. Por lo tanto, el contar con soluciones tecnológicas en condiciones de licenciamiento legal, es sin duda una condición necesaria e importante, para poder asegurar el poder utilizar y confiaren las TICs en el mediano y largo plazo".

Sobre la oferta


Cuando hablamos de software libre, podemos distinguir principalmente cuatro actores: las comunidades desarrolladoras, los usuarios (donde están las MIPYMEs), las organizaciones y personas que difunden el modelo del software libre en las distintas áreas de aplicación y finalmente, los proveedores (también, generalmente MIPYMEs). Existe también, una separación histórica, entre quiénes desarrollan el software libre (principalmente comunidades), y los proveedores, quiénes ofrecen servicios basados en el uso de software libre con valor agregado.

Cuando pensamos en los beneficios que significa para las MIPYMEs el uso de software libre, en Chile en particular, cabe preguntar si la oferta existente hoy es razonable de acuerdo a las necesidades del mercado, y más aún, si esta oferta es sustentable. El citado estudio, da cuenta de esto, "en la actualidad existe un conjunto de aplicaciones computacionales desarrolladas en Chile y disponibles bajo Software Libre. Si bien su número y funcionalidad son diversas, resulta de todas formas interesante el poder analizarlas y evaluarlas, como una forma de entender a cabalidad el estado actual de la creación de aplicaciones bajo Software Libre y no sólo el uso de este tipo de programas".

En particular, el estudio señala menos de diez aplicaciones relacionadas con las MIPYMEs, que tienen como propósito apoyar al negocio, del tipo ERP, CRM, gestión y contabilidad, que son desarrolladas en Chile y que responden a las necesidades locales. Además, da cuenta de un importante número de aplicaciones cuyo eje central de desarrollo está en otros países y por tanto, responde a otras realidades. Esto, sugiere la necesidad de crear competencias asociadas al desarrollo de soluciones bajo este modelo y a la adaptación de las mismas a nuestra realidad.

El primer desafío entonces, es generar en Chile una oferta relacionada con software libre, que responda a las reales necesidades de las MIPYMEs de todos los sectores productivos. Sólo asegurando que exista hoy esta oferta, podremos asegurar a la MIPYME, que la opción de soluciones bajo el modelo de software libre es efectivamente la mejor alternativa, la que mayores beneficios significará y por supuesto la más sustentable.

Actualmente, los esfuerzos en esta línea son canalizados principalmente por MundoOS, asociación de empresas y profesionales, quiénes cuentan entre sus objetivos agrupar la oferta existente en torno al software libre, potenciar las áreas de mayor desarrollo, identificar necesidades, incentivar la asociatividad y colaboración entre empresas y comunidades, y construir nexos con otros actores, participando activamente en instancias de cooperación y construcción con universidades, gobierno, organizaciones públicas, privadas y movimientos sociales.

Sobre la demanda


Considerando el innegable valor e importancia estratégica de la información para las empresas de hoy, se hace cada día mas necesario que los tomadores de decisiones tengan conciencia de la importancia de las tecnologías como base para gestionar la información, y que entiendan, por tanto, que las decisiones tomadas en este ámbito no deben dejarse en manos de terceros.

Por ello, desde la perspectiva de las MIPYMEs, existe el desafío clave de dedicar parte de los esfuerzos a realizar una levantamiento de necesidades, a conocerse, a identificar las ventajas propias y a analizar la competencia. Sólo sobre la base de un análisis interno y externo de la empresa, será posible evaluar cuál alternativa es más conveniente y tomar la mejor decisión.

Volviendo al modelo, surge también un punto interesante, que dice relación con quién asume el costo de las soluciones basadas en software libre. Siguiendo el principio de reciprocidad, dependiendo de la licencia del software, un usuario de software libre que realiza cambios al mismo, debiera hacer públicas estas modificaciones. Si nos ponemos en el caso de una pequeña empresa que contrata a un proveedor para adaptar a sus necesidades una solución disponible bajo software libre, agregándole funcionalidades o modificando otras ya existentes; al momento de liberar estos cambios, podría dejar a disposición de su competencia, un sistema que sin duda, estaría más cerca de su realidad y de responder a sus necesidades, sin costo. Esta es una situación que ninguna empresa estará dispuesta a aceptar. Y entonces surge la pregunta ¿cuál es la forma en que una MIPYME puede acceder a soluciones basadas en software libre, que le aseguren un retorno a la inversión y de paso, que no signifiquen subvencionar de alguna manera a la competencia, y perder con esto una ventaja competitiva?

Asociatividad y colaboración


A la luz de lo anterior, la aplicación de esquemas asociativos tanto desde la perspectiva de las empresas clientes como de los proveedores de soluciones basadas en software libre, pareciera ser la estrategia correcta.

En el caso de las empresas y profesionales proveedores de servicios asociados al modelo de software libre, el estudio señala que "en el caso de las aplicaciones liberadas por una empresa, considerando la fuerte competencia en esta área, no existe seguridad de que dichas empresas puedan lograr los niveles de rentabilidad requeridos para seguir operando en el tiempo, lo que puede afectar fuertemente a los proyectos. Esto puesto que, el proyecto podría quedar “huérfano”, en la medida de que no se cuente con una comunidad activa que pueda tomar control del proyecto, en caso de que la empresa que lo lideraba deje de hacerlo. A su vez, en el caso de las soluciones financiadas con fondos públicos o estatales, existe la posibilidad de que frente a cambios de políticas o de foco de acción, se disminuyan o eliminen las subversiones, lo que también podría tener un efecto importante en los proyectos".

Por esta razón, se hace necesario promover el trabajo asociativo entre las empresas proveedoras, y difundir la filosofía y el modelo de software libre, como una alternativa no sólo de uso sino también de desarrollo, de gestión de proyectos, y principalmente, de negocio.

En este sentido, y desde la experiencia, observamos que existe una serie de factores culturales, que frenan muchas veces las iniciativas de colaboración entre empresas, en particular del área de las tecnologías. Por lo tanto, se hace necesaria una invitación a cambiar la perspectiva y entender que la colaboración, puede traer excelentes resultados. En este punto debemos considerar que hoy, en Chile, el número de empresas dedicadas a proveer soluciones basadas en software libre son pocas (ver catástro de MundoOS), y por tanto, una estrategia es unir los esfuerzos para definir y proveer soluciones en conjunto, potenciando con esto, a la incipiente industria de software libre en el país.

Por otra parte, la asociatividad y la colaboración, vienen a ser respuestas también a la situación de las empresas pequeñas y medianas que se ven enfrentadas al proceso de adopción de sistemas de información para aumentar la eficiencia de sus procesos de negocio y ganar con esto ventajas competitivas.

Considerando los factores de costos asociados, el estudio señala para el segmento de las MIPYMEs, que "es altamente recomendado para este segmento de empresas, que los proyectos sean abordados por un conjunto de empresas de intereses y realidades similares (o “cluster”), puesto que la suma de los aportes individuales de las empresas participantes, permite que se cuente con un total de recursos suficiente para lograr la viabilidad de este tipo de proyectos, de mayor envergadura. En esta misma línea, también se recomienda analizar la posibilidad de la realización de proyectos en forma conjunta del tipo de portales de empresas o sitios multi-empresas, donde se cubran en conjunto tanto los costos de desarrollo, como los de mantención de este tipo de soluciones. Además, se debe tener en consideración que el trabajo asociado entre varias empresas es una condición requerida para una buena cantidad de los fondos y programas de apoyo estatales para este tipo de iniciativas".

Además, este esquema asegura remontar la barrera de la eventual negación de las empresas a invertir en soluciones que puedan servir a la competencia. Sumarse a una iniciativa conjunta de adopción de tecnología en beneficio de un sector productivo, asegura que las soluciones tecnológicas en sí, no sean consideradas una ventaja competitiva, sino una fuente o medio para conseguir nuevas ventajas competitivas.

Conclusiones


Cuando planteamos entonces el desafío de apoyar a las MIPYMEs con software libre, estamos hablando de asumir, en primer lugar, la responsabilidad que nos compete como industria, y como país, de incentivar un cambio cultural, que abra nuestras mentes y nuestras expectativas, alineándolas con las ventajas y beneficios que promete el modelo del software libre.

En segundo lugar, debemos asumir que el modelo de software libre no constituye un paradigma que vendrá a solucionar todos nuestros problemas, sino por el contrario, debe trabajarse para que sea efectivamente una alternativa válida y mas conveniente que el modelo de software propietario al que ya estamos acostumbrados.

Finalmente, debemos asumir el desafío de llegar al segmento de las MIPYMEs, con herramientas, soluciones y tecnologías que efectivamente aporten al sector a dar un salto cuantitativo y cualitativo, en relación a otros países, logrando asi ventajas competitivas a nivel global.

Artículo publicado originalmente en: http://www.openit.cl/node/22 (septiembre/2007)